"VUESTRA FUERZA INTERIOR..."

Todavía existen ciertos criterios ocultos por las tradiciones antiguas, que sitúan a la mujer como una hembra sumisa y placentera, servicial y humilde.
En el mundo de los hombres y los machos, la autodefensa se juzga natural. Beben, fuman y tienen pene. Estos esperan que las mujeres, por otra parte, dependan siempre de individuos altos y fuertes que las protejan. Conozco mujeres que sin tener preparación en ningún entrenamiento de Arte Marcial, poseen un alto grado de defensa multiplicada por la represión a la que han estado sometidas. Lanzan un grito y van a por ti. No les importa que los huesos de sus puños crujan bajo la furia de su respuesta. Su empeño en sobrevivir por encima de cualquier cosa, va más allá de la propia lógica.

Son una máquina de improvisación y de respuesta. Son como una caja de Pandora, que cuando se abre, nunca se sabe la furia que desencadenarán, ni cuando terminará. He visto a mujeres traspasar las fronteras de lo "normal" para dar de comer a sus seres queridos. Ancianas que con 60 años salen a pescar por las madrugadas en una frágil embarcación, para dar de comer a sus dos hijos enganchados a la droga. Ellas están siempre allí, para cuidarlos, para protegerlos. Ellos, aunque malos, son sus hijos y carne de su carne ¡y cuidado! con que alguien los maltrate. Las mujeres son seres preparados para soportar cualquier tipo de dolor por muy grande que este sea. Están preparadas y preparándose para proteger la Tierra cuando los hombres la dejemos sin vida y sus hijos (y también nuestros) no encuentren pastos para comer.

Pero ellas, estarán allí para protegernos, como la madre que un día nos parió y que nos dio cobijo durante tanto tiempo y cuyo amor y cariño no sabemos apreciar hasta bien entrado los años. Por lo tanto el adiestramiento dentro de cualquier arte Marcial, os llevará hacia un camino de desarrollo interior y de plena confianza en vuestras posibilidades. Desde aquí os animo a que eso suceda, que descubráis estos métodos y con ello:
"VUESTRA FUERZA INTERIOR"

Pero también prestad cuidado, porque los atributos y las filosofías no-violentas de la mayoría de las Artes Marciales pueden suponer la diferencia entre la vida y la muerte. Pensad entre la diferencia de un perezoso aletargado y de un felino ágil.

¡LA ACTITUD! Esa es la clave.

En la siguiente serie técnica podemos ver a una estudiante enfrentándose a un agresor violento que intenta golpearla con sus puños. Ella se protege elevando ambas manos y ocultando su rostro entre sus antebrazos...

Continúa cubriéndose contra diferentes ataques hasta que ella ve su ¡OPORTUNIDAD! y con la planta de su pié derecho golpea con fuerza y de forma lateral la rodilla de su enemigo...

Sujetando con firmeza al adversario por la nuca, golpea la cara del mismo con su rodilla derecha y sin soltarle le derriba hacia ...adelante y sobre el suelo para patearle antes de escapar.

En los cánones tradicionales, para ser eficaz en auto-defensa física, uno debe especializarse en defenderse y esperar un ataque. En la calle, en realidad sucede todo lo contrario y el que golpea primero, siempre golpea dos veces. A veces es suficiente para escapar de un apuro y provocar una derrota. El TAISHINDO® FEMENINO enseña a una mujer a atacar sin pausa, sin restricciones, INSTINTIVAMENTE e INTENSIVAMENTE. De esta forma, sus posibilidades de poder sobrevivir se verán incrementadas. Debes ser capaz de convertirte en "BESTIA" en vez de una víctima. Debes aprender a misturar y conjugar tu voluntad, tu miedo, tu cólera, tu rabia y tu astucia dentro del "PAK" por la necesidad de sobrevivir y ser capaz de utilizar todo tipo de recursos y de armas convencionales y ¡no-convencionales!

Por eso, debes estar preparada para protegerte contra un asalto sorpresivo y violento, no solo preparándote en Artes Marciales convencionales, sino también buscar aquellos métodos más modernos, reales, eficaces y sencillos en Auto-Defensa Personal como los que se enseñan en nuestro TAISHINDÓ®. Nuestro sistema de combate-defensa, proviene de las experiencias reales surgidas de los conflictos callejeros en situaciones extremadamente hostiles. El Arte del TAISHINDÓ® surge como necesidad y obligación ante el desorden y violencia que actualmente nos rodea.

A lo largo de mi vida, he estado en diferentes peleas callejeras en las cuales descubrí, que mis combates profesionales de Full-Contact y deportivos de Semi-Contact no tenían nada que ver con la realidad de lo que allí estaba sucediendo. Descubrí que cualquier parecido con la realidad, era pura coincidencia. Y ayudada con el peso de su propio cuerpo se deja caer y golpea con su codo derecho el rostro de su adversario...

Por esto quiero compartir esas experiencias surgidas a través de los diferentes análisis de las peleas callejeras en las cuales me vi envuelto y desarrollé el TAISHINDÓ® con la finalidad de "CORREGIR" los malos hábitos que las Artes Marciales convencionales nos enseñan. Estas experiencias, (de las que no me siento orgulloso) me ha demostrado hasta donde puede llegar nuestra ignorancia como seres humanos. Muchas veces uno se sorprende de los extremos a donde podemos llegar como personas y de como no hay más remedio que PROTEGER nuestra dignidad, más que con el uso de la fuerza.

Actualmente adiestro a Diferentes Unidades de las Fuerzas Militares Españolas en diferentes Departamentos Tácticos, donde tratamos todas y cada una de las situaciones de la forma más real posible, porque en caso de necesidad nuestra vida corre peligro. En un combate deportivo uno puede permitirse el lujo de ganar o perder, pero un combate por la vida, no puedes perderlo.

Por este motivo el entrenamiento de TAISHINDÓ® debe ser lo más serio y con la máxima entrega de vosotras mismas.